Campaña de Manos Unidas 2017

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, lamenta en una carta pastoral dedicada a la Campaña contra el Hambre, de Manos Unidas, que en España cada año y cada consumidor tire “sesenta kilos de comida a la basura”. A juicio del arzobispo compostelano, resulta “lamentable constatar que una tercera parte de los alimentos acaba en…

Finalizaron los trabajos del Sínodo Diocesano

El pasado fin de semana se cerraban en Santiago los trabajos del Sínodo Diocesano. Las asambleas generales que se celebraron desde el pasado mes de octubre finalizaron su reflexión sobre las ponencias que habían sido objeto de estudio. Todo ese material, junto a las aportaciones realizadas en las asambleas, ya están en manos del arzobispo, monseñor Julián Barrio, para su definitiva aprobación y que se conviertan, así, “en normativa diocesana”, tal y como se indica en el “Mensaje Final del Sínodo Diocesano”. Este mensaje, que ofrecemos íntegro a continuación, es un fiel resumen de lo que ha sido el denso trabajo sinodal desde el año 2012, fecha en la que “nuestro arzobispo, Julián Barrio Barrio, convocaba a la diócesis compostelana para que se embarcase con ilusión decidida en este proyecto”. El mensaje es, también, un texto de llamada a todos los diocesanos desde la esperanza. “Desde esta esperanza”, se lee en el mensaje final, “que es deseo y confianza que nos vienen de Dios, nos dirigimos a todos los diocesanos para animarlos a participar en esta etapa, que puede parecer la más dura, pero que, con la gracia divina, será también la más fecunda, en la que las orientaciones sinodales habrán de ponerse en práctica. De todos, sacerdotes, religiosos y seglares, cada uno desde su propia responsabilidad eclesial, dependerá que todo esto no quede en un sueño”.

Monsenor-Barrio-Arzobispo-Santiago-Compostela_ECDIMA20141209_0009_16

Mensaje final del Sínodo Diocesano

Al concluir el periodo de sesiones, el Sínodo Diocesano vuelve inevitablemente la vista hacia atrás para recordar los momentos vividos desde el que ya parece lejano año 2012, cuando nuestro Arzobispo, Julián Barrio Barrio, convocaba a la diócesis compostelana para que se embarcase con ilusión decidida en este proyecto. La memoria se torna agradecimiento hacia las parroquias y otras comunidades eclesiales que se volcaron en la preparación del sínodo, sabiendo que la Iglesia es corresponsabilidad de todos, y en particular a los grupos sinodales que periódicamente se reunieron para reflexionar sobre los temas propuestos y, a partir de tales reflexiones, ofrecer sugerencias y propuestas concretas para la marcha del sínodo. Hubiera sido deseable que en todas las parroquias de la Diócesis se hubiera canalizado la voz de la comunidad creyente para que estuviese debidamente representada. Pero hoy debe primar la gratitud sobre otros sentimientos.

Nuestro pastor había señalado, en el momento de convocarlo, tres ejes en torno a los cuales debía girar el sínodo: identidad, comunión y misión. De este modo, daba a entender que el sínodo no podía limitarse a una operación cosmética que embelleciese la apariencia de nuestra Iglesia por el simple procedimiento de maquillar sus deficiencias más visibles, sino que tendría que llegar a las raíces de nuestro ser y nuestro actuar como creyentes: qué significa ser cristiano en nuestra sociedad de aquí y de ahora, en la Galicia del siglo XXI; cómo podemos vivir y actuar en cuanto tales, dentro de la Iglesia, y desde la Iglesia hacia la sociedad y hacia el mundo; qué tenemos que ofrecer a las personas de nuestro tiempo; cómo nuestro mensaje puede seguir siendo anunciado como buena noticia, en particular para los pobres… A todo ello había que añadir el reto de reorganizar nuestras estructuras pastorales en una sociedad cuya configuración demográfica no es la de hace unas décadas, y teniendo en cuenta también –sin ser éste el estímulo principal, pero siendo desde luego un factor que no puede ignorarse– el descenso en el número de sacerdotes, lo cual, sin ser una buena noticia, sí puede ser un toque de atención para tomar conciencia de algo que es propio de la Iglesia, y no sólo de una Iglesia en crisis: que la diversidad de ministerios nos obliga a reconocer el papel del laico dentro de ella, saliendo de la clericalización excesiva a que estábamos acostumbrados.

logo-sinodo

Desde esta perspectiva, se elaboraron cuadernos de reflexión para los grupos sinodales agrupados en cinco temas: la transmisión de la fe, la Iglesia como comunión, la celebración de la fe, la Iglesia en la sociedad y la renovación de las estructuras pastorales. Las aportaciones de los grupos sirvieron para redactar los instrumentos de trabajo que serían sometidos a revisión y votación por la asamblea sinodal. Fruto de ello son los cinco documentos aprobados, cada uno de los cuales consta de una introducción y una serie de constituciones que indican líneas de actuación para nuestra diócesis en el futuro. Estos documentos se presentan al obispo para que, con las revisiones que considere oportunas, sean aprobados por él y se conviertan así en normativa diocesana. Por supuesto, el sínodo no puede entrar en los mínimos detalles, algo que más bien corresponderá hacer a los directorios y estatutos que se promulguen en los próximos tiempos, pero sí ofrece inspiraciones para orientar nuestra vida y pastoral diocesanas.

NACE “FRONTERAS CTR”, LA REVISTA ELECTRÓNICA DE LA CÁTEDRA DE CIENCIA, TECNOLOGÍA Y RELIGIÓN

La nueva publicación abordará cuestiones como ciencia y religión, cultura tecnológica, ética y teología, y neurociencia y transhumanismo, entre otros La Cátedra de Ciencia, Tecnología y Religión de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE ha puesto en marcha un nuevo proyecto: la revista electrónica Fronteras CTR. La publicación, que inicia su andadura en enero de 2017,…

Jornada de la Infancia misionera 2017

Jornada de la Infancia Misionera 2017 Anastasio Gil García, Director Nacional de Obras Misionales Pontificias España, presenta la Jornada Infancia Misionera 2017, que este año se celebra el 22 de enero, bajo el lema “Sígueme” La celebración de la Jornada de Infancia Misionera el cuarto domingo de enero es una invitación a las comunidades eclesiales,…

La Navidad, su verdadero significado

La Navidad, su verdadero significado En estos días nuestro mundo está sumergido en una vorágine mercantilista que poco tiene de cristiano, recordemos el verdadero significado de la Navidad y preparemos nuestros corazones como un pesebre adecuado para que Nuestro Señor repose en él. 1.- LA FIESTA DE LA NAVIDAD: La fiesta de Navidad fue instituida…